Poemas

INo se si volveré a ver tu cielo azul intenso
Si volveré a pasear por tus calles y plazuelas
A sentarme a la sombra de tus viejos laureles
A tocar tus piedras, a sentir tu sol sobre mi piel
Y me envuelve la tristeza al pensar en ti

Oaxaca mísera y olvidada
Pero rebelde y digna
Oaxaca dulce y suave y tan frágil
Tan necesitada de cuidado y de amor
Y sin embargo tan dura y fuerte
Resistiendo años de saqueo y despojo

Mi Oaxaca amada como a un niño pequeño
Como a una flor perfumada
Como a la lluvia que refresca
Como a la brisa que acaricia
Como a los frutos saboreados
Como a las caricias suaves
Como al primero y al último rayo de sol del día

Mi Oaxaca admirada que con tanto dolor sonríes y enseñas a sonreír
Que con tanto abandono en tus entrañas, abrazas a tus hijos y sabes
consolarlos
Que voy a hacer lejos de ti si me cortaron las raíces
Que brazos van a acunarme si no estoy contigo
Lejos de ti, estoy fuera de mí
Lejos de ti me estallan los pulmones
Y se nubla la vista y las lágrimas me bañan

Aunque si pienso en ti y me adentro en mis recuerdos de ti
Mi espíritu siente una profunda calma y los miedos huyen o se esconden
Y le doy gracias a Dios por todo ese tiempo que viví en tu seno,
dentro de ti Oaxaca.

Desde el exilio Dra. Bertha
23-1-07
Siento el profundo temor del exiliado
El pavoroso terror a olvidarme
Que con el paso del tiempo no recuerde
Tus calles rectas trazadas a cordel
Tus añosos laureles y tus geranios en las ventanas y balcones
El gratificante aroma del cacao en algunas de tus calles
Tus plazas y plazuelas empedradas hasta hace poco con tu cantera verde
Tus fuentes, tus iglesias, tus jardines.

Siento el profundo temor del exiliado
El pavoroso terror a olvidarme
Que con el paso del tiempo no recuerde
El múltiple colorido de tus mercados
La alegría de tus convites y calendas
El aroma exquisito de los moles, de tus frutos y flores
El canto de tus pájaros por las mañanas
El color del sol que entra por mi ventana

Siento el profundo temor del exiliado
El pavoroso terror a olvidarme
Que con el paso del tiempo no recuerde
El trayecto rutinario para ir al trabajo
Las paradas cotidianas para hacer compras
Mi pequeño cuarto atestado de cosas y de libros
El reducido jardín con su rosal siempre florecido
Y La nochebuena loca con sus flores en abril

Siento el profundo temor del exiliado
El pavoroso terror a olvidarme
Que con el paso del tiempo no recuerde
Las caras de mis gentes y sus voces
Las expresiones de mis alumnos dentro y fuera del salón de clases
Los vecinos preocupados por la escasez de agua
Mis pacientes angustiados por su enfermedad
Las discusiones en el hospital con los compañeros médicos

Siento el profundo temor del exiliado
El pavoroso terror a olvidarme
Que con el paso del tiempo no recuerde
Tus noches y tus días
Tu sol, tu luna y tus estrellas
Los vientos y las brisas
Tus lluvias y tormentas
Tus valles y montañas
Tus cañadas y costas

Siento el profundo temor del exiliado
El pavoroso terror a olvidarme
Que con el paso del tiempo no recuerde
Y me vaya secando lentamente
Lejos de ti y fuera de mi misma
Con los ojos vacíos de colores

Y sorda para todas las canciones
Siento el profundo temor del exiliado
24-1-07
Porque fueron miles de pies
Que se echaron a caminar simultáneamente
Pies calzados con tenis
Pies calzados con zapatillas y zapatos
Pies calzados con sandalias y huaraches
Y también pies descalzos y agrietados.

Porque fueron miles de pies
Marchando decididamente por las calles
Pies morenos, curtidos por la tierra
Pies blancos cubiertos de calcetas
Pies grandes, pies pequeños.
Pies ásperos, pies suaves,
Pies callosos con los siglos encima.

Porque fueron miles de pies
Andando por el tiempo
Pies de niños, de adultos,
Pies de ancianos, de jóvenes
Pies de amas de casa, de empleados
De campesinos, de indígenas
Pies de burócratas y profesionistas
De pequeños comerciantes
De artistas, de desempleados

Pies de maestros y estudiantes.
Aplanando las calles
Sonando rítmicamente en un solo clamor
Armónicamente unidos a la esperanza
Pies musicales

Los pies de un pueblo que
en busca de un sueño
decidió echarse a caminar.
15-II-07

Muy dentro del corazón y la cabeza
Enterrada por siglos de abandono y sequía
Sembrada en un profundo resquicio de las almas
Aguardaba pacientemente.

Invisible dentro del espíritu de la raza
Pero sembrada a una gran profundidad
Sobrevivía a siglos de olvido y temor
Echaba las raíces muy adentro

Esperando una gota de lluvia
Una lagrima, un grito,
Un suspiro o tan solo
El leve aliento de la vida

Y recibió una tempestad de sueños
De gritos y de risas
De alegría y dolor
Y he aquí que se despertó

Y creció rápidamente
Extendiendo sus ramas hacia el cielo
Dando flores y frutos por doquiera
Para alimentarnos a todos

Si nos quitan la esperanza que nos queda
Un cielo gris opaco
Una planicie inmensa y seca
Una sequía permanente
Y una lobreguez en el ambiente

Si nos quitan la esperanza
Que nos queda
Un mundo falto de colores
Un aire inmóvil opresivo
Un agua inmunda y pestilente

Y si ustedes
Los dueños del poder y el dinero
nos quitan la esperanza
nos condenan a la rabia
a la impotencia mas recóndita
a la sed y al hambre permanente
y a una muerte silenciosa y eterna
de la que ustedes tampoco se salvaran
28-feb.-2007
Porque el exilio es morir un poco cada dia
Esperando en las madrugadas el despertar
De una triste pesadilla
Y al abrir los ojos contemplar otro sol en otro cielo
Que no es el nuestro

El exilio es morir un poco cada dia
Aferrándose a los recuerdos de unas calles
Que quedaron muy lejos en el tiempo y en el espacio
De unas plazas que se van envolviendo en las sombras
Llenas de nieblas y sinrazones

Es irse desprendiendo poco a poco
De lo que una ha amado
En una larga y tremenda agonia
Llena de deseperacion y de tristeza
Y mas que de tristeza de desesperanza

Es como una negra garra
Que se va cerrando alrededor del cuello
Apretando cada vez mas y mas
Para quitarte el aire que aun guardas
De los lugares amados

Es una nube gris que se te mete en los ojos
Para ir borrando la visión de tu ciudad
De tus montañas de tus valles
Guardadas en la memoria de días mas felices

Es un silencio tan ruidoso que trata de obstruir
Los cantos de los pajaros de tu terruño
Y la música de las bandas , las marimba y guitarras
Que aun te arrullan para poder dormir en ellas

Pero a pesar de este irse muriendo poco a poco
Se lucha contra el olvido
Para tratar de rescatar nuestra memoria
Y mantenerla fresca y alerta

Porque muy en el fondo de este ataúd
que nos ata y nos envuelve
permanece el sueño límpido claro y brillante
como los arroyos que se forman en la sierra
aquel sueño que nos impulso a caminar
a transitar de la oscuridad resignada
hacia la luz rebelde
que nos levanto del suelo para nunca mas estar arrodillados
mordiendo el polvo que otros levantan para ahogarnos.

Porque a pesar de este ir muriendo me aferro a la vida y a la memoria
Para gritar un no ensordecedor tumultario y fuerte
Estrepitoso, dulce y horrendo al mismo tiempo
Y digo no a la muerte y al olvido.
29 de 0ctubre
Llegaron por la mañana temprano
Era un domingo soleado
Y ahí estaban oscuros
Como pajarracos carroñeros,

Esperando,Mirando, pero no observando,
Como la gente llegaba.
Como si fueran a un paseo dominical
Llegaban los padres con sus hijos,

Como si estuvieran en el zoológico
Para ver a esos animales bípedos
Blindados de las patas a la cabeza
Con sus cascos y chalecos
Y sus escudos y toletes

Bajo el rayo del sol.
Todos de negro, oscuros
Del color de las tinieblas de las cuales salieron.

Era una novedad
Nunca se habían visto por estas tierras
Semejantes animales.
Mezcla de todas las mitologías
y también tan diferentes
Con mucho de arpías y gorgonas

Y sin embargo de apariencia tan humana.
Y ese fue nuestro error:
Creer que eran humanos,
Que como nosotros
Habían nacido de una madre,

Que se habían alimentado de la leche materna
arrullados por unos brazos protectores
sobre un pecho amoroso.

Ese fue nuestro error:
Creer que eran seres humanos y no robots
Seres bípedos nacidos de solo dios sabe
en que laboratorios escondidos
en el fondo de los cementerios y los basurales
Alimentados desde su inicio de despojos y podredumbre

Y que en lugar de sangre
Tienen acibar y mierda mezclada.
Y empezaron avanzar
Sobre la gente que sonriente había ido a contemplarlos
Que les regalaron flores
Que trataron de recordarles sus madres
Ignorando que eran hijos de probeta
Mezcla de los animales mas crueles
Con la robotica.
La única diferencia entre ellos y las tanquetas
Era su aspecto humanoide
se movian sobre dos patas
y fueron abriendose camino
golpeando, y arrasando todo lo que encontraban en su camino
deteniendo secuestrando gaseando

Nos quedamos sorprendidos
Asombrados
Y así aprendimos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: